Todo lo que hay en este blog es extraído de diferentes películas .No se limita a una frase anecdótica si no a grandes fragmentos de las diversas temáticas, espero lo disfrutes tanto como disfruto yo construyéndolo diariamente. ¡Bienvenido!






jueves, 22 de octubre de 2009

El mundo de Leland


“A veces las cosas salen mal y no es culpa de nadie”.
Pero todos quieren un porqué. Un motivo. Algo que puedan envolver, ponerle un lacito y enterrarlo en el jardín de atrás. Enterrarlo tan hondo que parezca que nunca ha pasado.
Me pregunto cuánto tiempo de sus vidas se pasará la gente rezando y pidiendo que algo que ha ocurrido no hubiera pasado.
A lo mejor Dios existe porque a la gente le asustan todas las cosas malas que son capaces de hacer
La verdad, yo creo que el diablo tiene más sentido que Dios. Al menos entiendo porqué la gente quiere que exista.
Va bien tener a alguien al que echarle la culpa de las cosas malas que ocurren.
Hay dos formas de ver el mundo. Una es que la vida está llena de oportunidades, que está bien. Olvidando las cosas malas, como si no las vieras.
La otra, es ver la realidad.

Yo creo que hay dos maneras de ver el mundo. Puedes ver la tristeza que hay detrás de todas las cosas. O elegir bloquearlo todo. Si no dejas que el mundo te afecte, no te partirá el corazón.

A todos los padres les pasa igual. Quieren que sus hijos sean felices, como si no supieran que siempre pasa lo mismo.
Estoy seguro de que he llorado todas las lágrimas que había dentro de mí. Pero aprendí que con las lágrimas no puedes hacer que alguien que no te quiere vuelva a quererte o que algo que pasó no haya pasado.
Siempre está ahí. Aunque todo vaya bien y los niños jueguen y las parejas se besen, y eso… siempre está ahí. Pero la mayoría de la gente no es capaz de verlo.
Es eso que siempre se está escabullendo. Cómo todos nos estamos muriendo por dentro. Lo tristes que estamos todos realmente.

A veces las cosas no salen bien y no es culpa de nadie.
Puede que ahora tenga sentido.
Puede que en alguna parte entre todo esto haya una razón.
Puede que en alguna parte entre todo esto haya un porqué.
Puede que en alguna parte esté aquello que te permita que lo envuelvas todo, le pongas un lacito y lo entierres en el jardín de atrás.
Que lo entierres tan hondo que parezca que nunca ha pasado.
Pero nada.
Ni un porqué, ni enfadarse, ni decir que lo sientes, ni oraciones, ni lágrimas.
Nada puede hacer que algo que ha pasado no haya pasado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una de mis películas preferidas, increible cada vez que la veo, increible ahora que también la leo.

Rocío

Aurora Septempunctata dijo...

Vi esta película el otro día y me gustó bastante. Sobretodo por las frasazas que tiene. También por las reflexiones sobre la tristeza.
Me ha gustado esta entrada, echaré un vistazo por tu blog.
Un saludo desde Granada.